Carmen Villegas y Miguel Ángel Maroto – No te arrepientas de envejecer. Es un privilegio negado a muchos

 

LO QUE NO SE PRACTICA SE OLVIDA. 

¿No te ha pasado que cuando llevas tiempo sin hacer algo, ya sea…

  • hacer deporte,
  • salir con tus amistades,
  • tener una conversación larga,
  • pintar,
  • bailar,
  • cocinar,
  • leer,…

… y vuelves a intentar retomarlo, te encuentras con que:

  • te cuesta más trabajo concentrarte en esa actividad,
  • la realizas a menor velocidad,
  • con menos precisión de la que lo hacías antes…
  • e incluso te da pereza pensar en ella?

¡Y todo ello aunque sabes que hacer esa tarea o afición tiene beneficios para tu salud mental y física, mejora tu estado emocional y cuida tus relaciones sociales!

 

Porque a mí sí me pasado, justo con una de las actividades que más me gusta: cantar (aunque para las demás personas puede ser más bien como “dar el cante”. Todo está en el oído que te escuche ;)

Cuando estoy un tiempo largo sin cantar al principio noto que no llego a notas que antes llegaba, que me falta el aire, que me molesta más la garganta,… pero a medida que la voz calienta y “me marco” unas cuantas canciones todo vuelve a su sitio.

 

CUANTO MENOS ME MUEVO MENOS GANAS TENGO: ¡VAMOS A DARLE LA VUELTA!

¡Vamos! Estoy segura de que alguna vez has dicho esa frase. Justo ahí está la clave, el secreto está en la práctica.

La práctica te lleva a aprender cosas nuevas, a mejorar aquello que ya sabías hacer, a conocerte, a descubrir, a experimentar, a innovar, a saber qué te gusta y qué no,… y con cada una de estas cosas que consigues va apareciendo y aumentando la palabra mágica: motivación.

Primero empezarás y continuarás con la práctica de esa actividad porque disfrutas, por ejemplo, de las charlitas con tus amistades, de los paseos matutinos, de leer tus libros favoritos y de viajar.

Después seguirás haciéndolo para seguir sintiendo esa alegría, por los ratos de risas, por la agilidad, por el conocimiento…

 

 

UN CÍRCULO VIRTUOSO

Al practicar actividades ayudas a prevenir la aparición o empeoramiento de enfermedades, el aislamiento, la desactualización y la dependencia a otras personas.

La motivación te anima a continuar, a que sigas una rutina y a generar cambios, que  van ligados a mejorar tu salud y calidad de vida.

Además, estos cambios te llevarán a mejorar tu autoestima.

¡Todo beneficios!

 

TE TRAIGO UNA PROPUESTA

Mi sugerencia, tengas la edad que tengas, va ligada al concepto de “envejecimiento activo”, que se relaciona con:

  • Aprovechar las oportunidades que tu entorno te brinda, encaminadas a mejorar tu salud y…
  • Tener un papel activo (física, mental, económica, laboral, cultural, política y socialmente) en la mejora de tu calidad de vida a medida que vas sumando años.

¿A QUE SUENA BIEN…?

TE CUENTO MÁS

Tener en cuenta este concepto como “filosofía de vida”, te va a llevar a realizar actividades que te ayuden a mantener tu independencia y autonomía. Pones, además, en práctica tus habilidades y, quién sabe, igual descubres cosas sobre ti que ni habrías imaginado.

Y es que “mientras esté viva, quiero vivir”, dice mi abuela mientras recoge flores de su huerto.

 

AQUÍ TE DEJO ALGUNAS IDEAS

  • Mantén tu cerebro en forma. Haz actividades para cuidarlo.

-Tareas de “andar por casa”: pasatiempos (sopas de letras, crucigramas, autodefinidos, sudokus,…), pintar, coser, innovar en la cocina, hacer puzzles, leer, etc.

-Tareas guiadas y diseñadas por profesionales, según tu nivel y necesidades particulares (recomendado). Puedes participar en los talleres de estimulación cognitiva realizados por Ahora Centros, acudir a nuestro centro en Madrid o incluso disfrutar de este servicio desde casa o por el móvil (vivas donde vivas).

  • Las penas compartidas son menos penas y las alegrías compartidas saben a más. Cuida tus relaciones sociales y tus emociones:

-Realiza actividades con tus familiares y amistades. Podéis establecer una rutina semanal para ello.

-Participa en las actividades que se realizan en tu zona de residencia, ¡igual conoces a personas nuevas que te aporten nuevas experiencias!

-Disfruta de los espacios verdes que tengas a mano y escapa del estrés de la ciudad.

  • Mueve tu cucu.

Practica deporte a diario: te ayudará a mantener o mejorar tu condición física, tus cualidades cognitivas (memoria, atención, orientación espaciotemporal) y tus relaciones sociales.

No tienes que prepararte para las olimpiadas, basta con buscar un hueco a lo largo del día para realizar 30 minutos de ejercicio; que puedes adaptar a tus gustos, necesidades y condición física.

-El ejercicio aeróbico (caminar, bailar, nadar, hacer circuitos…) está genial y si es en buena compañía… mejor que mejor. Al aire libre, en casa, en el gimnasio, en pabellones deportivos, etc.

-El yoga te mantiene en forma, te ayuda a controlar la respiración y a despejar la mente.

 

  • “De lo que se come se cría”: come sano.

-Es recomendable realizar 3- 5 comidas al día.

-Recuerda que un plato saludable se distribuye del siguiente modo: la mitad ha de ser verdura, un cuarto proteína y el otro cuarto de hidratos de carbono (el llamado plato de Harvard).

-Toma agua y mantén una buena hidratación.

-Si no se te ocurre cómo, la mejor opción es buscar nutricionista, te presentará una propuesta para mejorar tu alimentación hecha a tu medida.

 

  • “Vamos a la cama que hay que descansar”. Es importante tener unos buenos hábitos de sueño, te dejo algunos consejos que pueden serte útiles:

-Procura ir a dormir y despertarte cada día sobre la misma hora.

-Que la siesta no te atrape, se recomienda que sea de unos 45 minutos como máximo.

-Evita alimentos excitantes (café, té, chocolate,…) antes de dormir.

-Cena ligero, te ayudará a dormir mejor.

-Evita el uso del teléfono móvil en la cama.

 

Si es que… razón tiene mi abuelo, que “camarón que se duerme se lo lleva la corriente“, refranillo que acompaña con un gesto en la cara que te invita a intentarlo todo.

¡PRACTICA, PRACTICA Y PRACTICA!

CUÍDATE,

MUÉVETE,

ILUSIONATE,

RÉTATE Y

DESCANSA UN RATITO.

Tienes derecho a ello y los derechos no caducan, sea cual sea tu edad, género y lugar de residencia.

 

“Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años”.

Abraham Lincoln.

 

¿QUIERES SABER MÁS?

Las 6 claves de la estimulación cognitiva

Gimnasia suave para mayores- I

Gimnasia suave para mayores- II

 

BIBLIOGRAFÍA

-Cuasapié, P., Balbontín, A. , Porras, M. y Mateo, A. (Coord.).(2011). Libro blanco Envejecimiento Activo. Madrid: Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. Secretaría General de Política Social y Consumo. Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO). Recuperado de https://www.imserso.es/interpresent3/groups/imserso/documents/binario/8088_8089libroblancoenv.pdf

-Palmero, F. (2005). Motivación: conducta y proceso. Revista electrónica de motivación y emoción, 8(20-21), 1-29. Recuperado de http://reme.uji.es/articulos/numero20/1-palmero/reme.numero.20.21.motivacion.conducta.y.proceso.pdf