LA DEMENCIA POR CUERPOS DE LEWY

Elena Fernández  Menéndez y Miguel Ángel Maroto Serrano – La demencia por cuerpos de Lewy

La  demencia por cuerpos de Lewy está considerada la tercera causa de demencia degenerativa tras la enfermedad de Alzheimer (EA) y la demencia vascular. Puede ser difícil de diagnosticar porque en sus  comienzos puede ser confundida con ellas  (Toro, 2013).

 

¿A QUIÉN AFECTA?

Principalmente a personas entre 70 y 75 años, con una prevalencia algo más elevada en hombres que en mujeres.

 

PERO, ¿QUÉ SON LOS CUERPOS DE LEWY?

Unas estructuras con forma redondeada constituidas por proteínas tóxicas que se acumulan en el  cerebro, destacando entre ellas la proteína alfa-sinucleína. Interrumpen las funciones de las neuronas, inhiben la comunicación entre ellas y provocan su pérdida.

 

¿EN QUÉ CONSISTE ESTA DEMENCIA?

Se produce por la acumulación de los cuerpos de Lewy en el cerebro y produce:

  1. Alteraciones cognitivas, que se relacionan con la destrucción de neuronas colinérgicas.
  2. Disfunciones a nivel extrapiramidal (movimiento/coordinación), que se vinculan a la desaparición de neuronas dopaminérgicas.

Se clasifica como demencia de tipo córtico-subcortical.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

1.Alucinaciones

Un 75% de las personas que la presentan sufren alucinaciones visuales de forma recurrente: ven  animales,  personas  que en realidad no están… Estas alucinaciones son muy claras; de hecho, es frecuente que los pacientes interactúen con ellas.

En algunos casos son conscientes de las mismas, lo cual les produce malestar y angustia.

Además de las alucinaciones visuales, también pueden aparecer auditivas (percibir sonidos o voces que no provienen de ningún estímulo externo) y alucinaciones  cinestésicas (sentir  dolores  internos, sensaciones desagradables en los órganos…)

En algunos casos, de forma secundaria a las alucinaciones los pacientes pueden presentar delirios (Bancalero,  2013). Por  ejemplo, delirio de perjuicio, que consiste en que el paciente cree que alguien pretende hacerle daño o perjudicarle sin que esté ocurriendo realmente.

2.Disfunciones ejecutivas y de la atención.

Es frecuente que los pacientes presenten falta de atención, estado de alerta alterado y dificultades de concentración.

Muchas veces sus familiares hacen referencia a esta afectación, que también se suele hacer patente durante la evaluación neuro-psicológica . Esto dificulta que el paciente colabore a la hora de realizarla.

  • Disminución de la velocidad del procesamiento de la información junto con ralentización y desorganización del pensamiento.
  • Aunque en los comienzos de este tipo de demencia el lenguaje y la memoria suelen estar preservados, a medida que la enfermedad avanza también se va haciendo patente su alteración progresiva.
  • Alteraciones viso-espaciales y viso-perceptivas. Una de las alteraciones más comunes que presentan los pacientes con Demencia por Cuerpos de Lewy es el denominado “sentido de presencia” (Delgado, 2014). Consiste en sentir que alguien más está presente, por ejemplo, en la misma habitación, cuando en realidad no hay nadie más que el propio paciente.
  • También pueden presentarse dificultades para percibir formas aisladas o sobrepuestas, así como déficit en la percepción de movimientos (Jurado, 2013).
  • Fluctuaciones cognitivas.

Los familiares refieren con frecuencia que los pacientes pueden mostrarse relativamente bien determinado día o en un momento dado. Sin embargo, a las pocas horas o al día siguiente, presentan los síntomas característicos de esta enfermedad de forma muy evidente.

3. Alteraciones del sueño.

Es común presentar sueño diurno, así como insomnio, trastornos del comportamiento asociados a la fase REM, pesadillas… También síndrome de piernas inquietas y movimientos de las extremidades superiores y/o inferiores durante el sueño.

4.Parkinsonismo.

Pueden presentar bradicinesia (movimientos lentos), alteraciones de la postura, rigidez en las articulaciones, dificultades para mantener el equilibrio e, incluso, temblores.

5.Conducta/afectividad.

Algunos  pacientes  presentan  conductas  desinhibidas,  agresividad  verbal  y física. Pueden presentar, además, apatía (falta  de  interés  y  motivación), abulia (poca energía), hipotimia (bajo tono afectivo), depresión y ansiedad.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIA DE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER?

  1. En la demencia por Cuerpos de Lewy, el déficit de atención y concentración es más acusado que en la enfermedad de Alzheimer.
  2. Cuando nos encontramos ante un Alzheimer son más notorias las alteraciones de la memoria.
  3. Los pacientes con Demencia por Cuerpos de Lewy presentan más dificultades a nivel motriz que los pacientes con EA.
  4. El inicio y progresión de la Demencia por Cuerpos de Lewy suele ser más rápido en que en la EA.
  5. Las alucinaciones son mucho más frecuentes en la demencia por cuerpos de Lewy. Suelen aparecer desde los inicios de la enfermedad, mientras que en la EA no son tan frecuentes y, si aparecen, lo hacen en fases avanzadas.

 

¿EN QUÉ SE DIFERENCIA DEL PARKINSON?

  1. Los pacientes de Demencia por Cuerpos de Lewy presentan alteraciones viso-espaciales y viso-perceptivas, mientras que este tipo de alteraciones no son características de la Enfermedad de Parkinson.
  2. En la demencia por cuerpos de Lewy pueden aparecer temblores, pero con menos frecuencia e intensidad que en la Enfermedad de Parkinson.

 

¿EXISTE TRATAMIENTO?

Una característica es la hipersensibilidad que presentan los pacientes a los tratamientos farmacológicos.

Las alteraciones de la atención, de la velocidad de procesamiento y las fluctuaciones cognitivas pueden  ser tratadas con anti-colinesterásicos. Existen estudios que demuestran su eficacia.

Sobre otros síntomas, como el parkinsonismo, no hay evidencia de mejoría con tratamientos farmacológicos. Se han producido, además, algunos casos efectos adversos (Bancalero, 2013).

Para evitar también efectos no deseados en el tratamiento de las alucinaciones, se restringe la  prescripción de fármacos (neurolépticos) a aquellos casos en que dichas alucinaciones produzcan al  paciente graves consecuencias a nivel afectivo y/o conductual.

Además, está comprobado que las alucinaciones visuales disminuyen cuando se favorece que el paciente permanezca activo socialmente.

En cuanto al resto de alteraciones (sueño,  depresión,  ansiedad…), como ocurre en los casos anteriores, la prescripción de fármacos ha de ser muy meditada. Debe ser realizada con cautela dada la especial sensibilidad de los pacientes a este tipo de tratamientos.

 

¿Conoces nuestros Libros para Deterioro Cognitivo?  

Disponibles en PDF

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

-Bancalero et. Al. (2013). Demencia por Cuerpos de Lewy: un síndrome clínico difícil de identificar. Cuadernos de Medicina Psicosomática y Psiquiatría de Enlace. Revista Iberoamericana de Psicosomática, nº 110.

-Delgado,  M.L.  (2014).  Neuropsicología  de  las  Enfermedades Neurodegenerativas. 

Recuperado  de https://eprints.ucm.es/34211/1/Neuropsicología%20de%20las%20enfermedades%20neurodegenerativas%20Protegido.pdf

-Jurado  et.  Al.  (2013).  Neuropsicología  de  las  enfermedades neurodegenerativas. 

Recuperado  de  http://adef.es/site/wp-content/uploads/2016/04/Neuropsicología-de-las-enfermedades-neurodegenerativas.pdf

-Toro, J. (2010). Demencia con cuerpos de Lewy. Acta Neurol Colomb 2010; 26: Sup (3:1): 78-80).